top of page

Para comenzar el viaje

Actualizado: 15 may 2023

Lo primero que tienes que saber sobre el camino del autoconocimiento y desarrollo personal


El camino del autoconocimiento y de la transformación personal es un tema del que mucho se habla, pero que, si lo tomamos a la ligera, podemos asociarlo con los falsos gurúes que prometen la felicidad en unos simples pasos.


El camino del autoconocimiento no es una meta que tengamos que alcanzar; implica embarcarnos en un viaje que no se termina nunca. Se requiere de mucha valentía y sobre todo paciencia, porque no tiene atajos, ni formulas secretas que nos digan cual es la manera correcta de transitarlo, porque cada persona debe vivirlo a su manera y a sus tiempos.


Al principio, no es nada fácil.

“Conocernos implica descender a los infiernos, ir descubriendo nuestras sombras, lo prohibido, lo pecaminoso, lo demoníaco; y eso duele. Cuesta reconocer que no somos ese personaje ideal que creemos ser y que mostramos al mundo. Cuesta reconocer que tal vez nuestro modo de pensar y de actuar durante tantos años pudo estar equivocado y limitado.”

No es fácil parar y conectar en silencio. Cuesta despertar y salir de la Matrix para darnos cuenta de que llevamos una vida automatizada, sin saber muy bien que es lo que queremos y hacia donde vamos, sosteniendo situaciones, trabajos y vínculos que solo nos quitan la energía.


Requiere de cierta dosis de soledad por momentos, como así también de buena compañía, pasatiempos y vida en sociedad que nos nutra y enriquezca. De la manera que sea, este camino implica fundamentalmente comprometernos y ser honestos con nosotros mismos.


Desde el momento en que decidimos dar el primer paso, debemos saber que este nuevo camino a transitar implicará indefectiblemente un proceso de apertura emocional, un derrumbamiento de viejas estructuras, un profundo cambio de mentalidad.


Deberemos comenzar a poner límites, a decir “no” sin sentir culpa, a tratarnos como prioridad, dejaremos de estar todo el tiempo disponible para todos.


Cuando finalmente decidimos abandonar el sufrimiento, la victimización y la mentira, nuestra alma comienza a abrirse y comienza el proceso de aprendizaje y sanación. Comienza el viaje que nos devolverá a nosotros mismos, al encuentro con nuestro esencia.


Al comienzo puede ocurrir que sintamos que no avanzamos, que nada cambia y que solo estamos sacrificando nuestro tiempo y energía. Son épocas de insomnio, de angustia, de pánico, de dudas sobre uno mismo, de sensación de inseguridad, de fuerte autocritica por el camino recorrido.


Pero es recién después de un tiempo de transitar esta incomodidad cuando podemos mirar hacia atrás y tomar dimensión de todo lo que hemos superado y de lo lejos que hemos llegado.

En el andar, uno se va descubriendo como verdaderamente es, y eso hace que el camino se convierta en un proceso lleno de satisfacciones.


Una vez que comenzamos a descubrir quienes somos, se convierte en un proceso lleno de satisfacciones, porque comenzamos a conectar con nuestro propio poder personal que nos permite sostenernos y autodeterminarnos, vamos conquistando nuestra libertad con el compromiso en realizar nuestro propio proyecto de vida.

“Conocernos a nosotros mismos es el punto de partida que nos llevara a poder desarrollar todo el potencial que tenemos dentro, entendiendo que nuestro bienestar depende únicamente de nosotros, de nuestras elecciones y de cada una de las cosas que hacemos en nuestro día a día.”

Estos procesos requieren de mucha paciencia, ya que poco a poco tendremos que aprender a habitar nuestro nuevo ser.


En el camino del autoconocimiento y desarrollo personal no existen los atajos. Cada experiencia que nos toca transitar, deber ser vivida porque es lo que nuestra alma tiene que aprender. De nada sirven las distracciones y la huida porque tarde o temprano la vida nos va a seguir poniendo en el camino las mismas situaciones una y otra vez.


En definitiva, absolutamente todo lo que vivimos nos lleva a conocernos.


El autoconocimiento duele, pero más duele vivir en la indiferencia y en la negación, siendo marionetas y víctimas de todo lo que acontece a nuestro alrededor.

Y si todavía no puedes verlo, no te detengas, es solo el comienzo, y como todo comienzo al principio no es fácil, pero está lleno de esperanzas, posibilidades y oportunidades.


¿Te animas a dar el primer paso? Aquí estoy para acompañarte,


Aquí nos vemos.


Con cariño.


Natalia.

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page