top of page

Mi llegada a Madrid



Hoy vengo a contarles un poco sobre como ha sido mi llegada a esta hermosa ciudad.


Fue un frío 29 de diciembre de 2020 cuando aterricé en Madrid, dejando atrás el cálido verano argentino para adentrarme en el invierno europeo sin escalas. Siempre he sido una persona que prefiere el frío al calor, por lo que llegar a Madrid de primeras fue una sensación sumamente agradable.


Acompañándome en esta nueva aventura, llegué a Madrid junto a mi esposo (aunque en esta presentación me centraré principalmente en mi historia).


Nos recibió una ciudad vibrante y llena de encanto, aunque también algo frenada

debido a la pandemia y otras situaciones inesperadas...


Pocos días después de nuestra llegada, la tormenta Filomena cubrió la ciudad con un manto de nieve, creando una escena inolvidable que nos recordó que el cambio siempre viene acompañado de sorpresas.


Durante esos primeros meses en Madrid, nos adaptamos a una nueva realidad y enfrentamos obstáculos, pero también encontramos la fuerza y la resiliencia

para superarlos juntos.


Dos meses después de nuestra llegada, conseguimos finalmente nuestro piso, y una vez instalados, comenzamos con todos los trámites de residencia y títulos necesarios para poder establecernos.


Al mismo tiempo, decidí embarcarme en un emocionante máster en Psicología Holística,

el cual duró un año. Durante ese tiempo, me sumergí en el estudio y exploración de enfoques terapéuticos integrales que abordan el bienestar en todos los aspectos de la vida.


En ese año, también retomé mi rutina de entrenamiento y alimentación consciente. Mi cuerpo experimentó una serie de cambios mientras se adaptaba a la nueva alimentación y estilo de vida que había elegido. Aunque el proceso no fue siempre fácil, me sentí acompañada y motivada por la energía vibrante de Madrid y el apoyo de mi comunidad en esta ciudad que ahora considero mi hogar.


A medida que me he abierto y permitido conocer gente nueva, he encontrado la alegría de hacer cosas que antes no hacía. Me he aventurado a probar nuevos hobbies, comidas y he experimentado cambios en mi estado emocional.


A lo largo de este camino, he conocido gente maravillosa que hoy es familia, he enfrentado desafíos y he tenido algunas decepciones, pero he aprendido que es parte de la vida y que somos capaces de superar cualquier obstáculo que se presente.


Desde mi llegada, me he sentido muy a gusto aquí y nunca me he replanteado regresar a mi tierra natal. Quizás, después de tantos viajes y mudanzas, me he acostumbrado a ser una ciudadana del mundo y no siento el peso de la nostalgia como antes. Por supuesto, hay días en los que extraño mucho y desearía estar compartiendo tiempo con mis seres queridos en Argentina, pero también comprendo que mi elección de vida y mis proyectos me llevan a estar donde quiero estar.


Agradezco profundamente a Madrid por acogerme y brindarme oportunidades de crecimiento personal y profesional.


Mi experiencia aquí es una montaña rusa de emociones, pero cada desafío viene siendo una oportunidad para crecer y aprender.


Estoy emocionada de compartir con ustedes las lecciones que voy adquiriendo en el camino, así como los recursos y consejos que voy descubriendo en esta ciudad llena de vida


Gracias por acompañarme en este viaje y espero que encuentren inspiración en las historias y conocimientos que compartiré en este espacio.


Con cariño,

Natalia



13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page